Saltar al contenido
Home » RECETAS » DESAYUNOS » CACEROLA DE CROISSANTS

CACEROLA DE CROISSANTS

  • por

Estos croissants los podes preparar la noche anterior y hornear por la mañana. Los croissants absorben todo el sabor de la mezcla de las leches y huevos y da como resultado una tostada francesa de croissant perfecta: suave en el medio con una corteza dorada crujiente. 

Perfecto para un desayuno de Navidad, que todos se despiertan tarde y con pereza, lo preparás el día antes y no tenes que estar el mero día cocinando, solo lo metes al horno por la mañana y mientras se está cocinando podes relajarte y tomar un cafecito o una mimosa mientras sale del horno y luego disfrutarlo calientito.¡Impresiona a tu familia con un delicioso desayuno!

Ingredientes

  • 4 huevos grandes, batidos
  • ½  taza de leche entera
  • ½  taza de crema dulce para batir
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1 cucharada de extracto puro de vainilla
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • ¼ cucharadita de sal
  • 8 croissants de tamaño mediano/pequeño (aproximadamente 570 g); los croissants de un día antes son los mejores.
  • 2 cucharadas de jarabe de arce puro* (no sirope para panqueques)
  • 2 cucharadas de mantequilla amarilla,  cortadas en cuadros pequeños 
  • Canela en polvo molida 
  • Azúcar de vainilla* opcional

Procedimiento:

1. Engrasa ligeramente un molde para hornear de 9×13 pulg.(23×33 cm) con mantequilla amarilla o aceite. Dejar aparte.

2. En un recipiente mediano,  mezcla los huevos, la leche, la crema, el azúcar, la vainilla, la canela y la sal. Dejar aparte.

3. Corta los croissants por la mitad horizontalmente (como un sándwich). Coloca las rodajas de fondo en la base de tu molde.

4. Vertir más de la mitad de la mezcla de huevo sobre los croissants, que queden bien cubiertos de la mezcla. Rocía con jarabe de arce.

5. Colocar las tapas de  los croissants y vertir la mezcla restante de huevo sobre los croissants. 

6. Cubrir el molde con papel aluminio  y dejarlo en el refrigerador por lo menos 30 minutos o toda la noche. (Yo lo dejo toda la noche)

7. Cuando ya lo vayas a hornear, sacar el molde del refrigerador y dejarlo reposar durante el horno se precalienta a 375 ° F (175 ° C).

8. Coloca la mantequilla en cuadros pequeños y espolvorea con canela y azúcar de vainilla sobre los croissants.

9. Hornea por 45-50 minutos o hasta que los croissants estén dorados. Si la parte superior de los croissants comienza a dorarse demasiado rápido, cubre el molde con papel de aluminio sin apretarlo. Sirve los croissant calientes con azúcar en polvo, sirope de arce o  fruta (si lo deseas).

Nota:

*Si no te gusta o no tenes jarabe de maple, podes sustituirlo por miel. Recordar que el sirope de maple debe de ser 100% puro, no es lo mismo que jarabe para panqueques.

Cacerola de Croissants

Si hiciste esta receta, me encantaría ver fotos de tus creaciones en Instagram o Facebook, haz el hashtag a #unapizcadeluna o tageame @unapizcadeluna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.