Saltar al contenido
Home » RECETAS » DESAYUNOS » SCONES CASEROS

SCONES CASEROS

  • por

Estos scones se han convertido en uno de los desayunos favoritos en casa, pero igual son perfectos para comerlos en la tarde como merienda y si quieres tenerlos para ofrecerlos a una visita, sin duda les encantarán.

Tienen una consistencia de panecillo pero por dentro son como un hojaldre gracias a la mantequilla y con el glaseado encima le da un toque dulce sin ser demasiado dulce… Tenes que probarlos y ver lo deliciosos que son. 

Son muy sencillos de hacer y los ingredientes son fáciles de conseguir; y el procedimiento para prepararlos no es nada complicado, ideales para prepararlos el fin de semana y sorprender a tu familia con estos scones.

Ingredientes

  • 2 tazas de harina de trigo para todo uso
  • ¼  taza de azúcar granulada
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • ½  cucharadita de sal
  • ½  taza de mantequilla sin sal (congelada)*
  • ⅓  taza de yogurt griego
  • ⅓  taza de crema dulce para batir
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

 

Glaseado

  • ½  taza de azúcar en polvo
  • Entre 1 a 2 cucharadas de leche

Procedimiento:

1. Precalienta el horno a 400 F (200 C). Cubre una bandeja para hornear con papel para hornear, dejar aparte.

2. En un recipiente, mezcla la harina, el azúcar, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la sal.

3. Rallar la mantequilla congelada y agregarla a la mezcla seca. Usa un tenedor o una batidora de repostería para integrar la mantequilla.

4. En otro recipiente, mezcla el yogurt, la crema dulce, el huevo y la vainilla hasta que estén bien mezclados.

5. Agrega la mezcla líquida a la mezcla seca junto y usa una espátula de goma para integrar los ingredientes hasta que comience a unirse en grandes grumos.

6. Amasa suavemente la mezcla a mano (en el tazón para mezclar) solo unas pocas veces hasta que se forme una bola. Trata de no manipular demasiado la masa.

7. Espolvorea una superficie limpia con un poco de harina y coloque la masa encima. Golpea suavemente y forma un círculo de 8 pulgadas. Córtalo en 8 trozos y luego transferirlo a una bandeja para hornear forrada con papel de hornear.

8. Hornea en el horno precalentado hasta que esté dorado, aproximadamente de 16 a 18 minutos. Deja enfriar sobre una rejilla de alambre durante 10 minutos antes de rociar el glaseado encima.

Para el glaseado:

9. Agregue azúcar en polvo a un recipiente y agrégale 1 cucharada de leche y revuelve hasta que quede suave, no tan líquido, agrega leche adicional si lo ves muy espeso. Rocíe sobre los scones.

Notas:

*La mantequilla FRÍA es la clave para hacer scoones perfectos. A medida que la mantequilla se cocina, crea bolsas de aire en la masa que forman esas capas grandes, esponjosas y escamosas que hacen los Scoones una delicia. Usa mantequilla congelada o coloca la mantequilla en el congelador durante 20 minutos, mientras preparas los  otros ingredientes

*Puedes agregar a la mezcla chocolate chips o cranberries o pasas o arándanos, estos los agregas en el paso 5.

Si hiciste esta receta, me encantaría ver fotos de tus creaciones en Instagram o Facebook, haz el hashtag a #unapizcadeluna o tageame @unapizcadeluna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.