Saltar al contenido
Home » LIFESTYLE » ¡Nuestras vacaciones en Italia!

¡Nuestras vacaciones en Italia!

  • por

Después de estar más de un año sin salir de vacaciones, sumado todos los retos que el año 2020 trajo para todo el mundo, las ganas de salir de Holanda y pasar unos días en otro país con buen clima y buena comida, era algo que necesitábamos los 4.

Tomando todas las precauciones necesarias, exámenes y formularios que nos pedían que teníamos que tener listo para salir del país, nos aventuramos a salir de vacaciones por dos semanas a la BELLA Italia y claro irnos en auto hacia más interesante la aventura. 

Viajar con niños pequeños, Lucia por que ya Diego que tiene 13 y él disfruta estos viajes, conlleva mucha planificación, ya que el viaje es muy largo, las películas, videos son una excelente ayuda para hacer más llevadero el viaje, pero no nos gusta que pasen solo viendo videos, nos gusta platicar, Norman inventa historias divertidas que les encantan a los chicos, hacemos juegos y también ellos tienen que aprender a simplemente estar tranquilos por un rato, sin videos u otros incentivos

El viaje a Italia eran 1,800 km, así que lo hicimos en dos días, porque si no es demasiado pesado para todos la verdad; la primera parada fue en Francia (Colmar), dormimos una noche allí para cargar pilas y el dia siguiente salimos temprano para llegar a Verona, Italia, que fue nuestra primera parada (1 semana) y luego a Ravenna, playita, (otra semana).

Viajar en auto es totalmente diferente que ir en avión y podría decir que un mayor reto; tuve que aprender a viajar más “light” y simplificarme en muchas cosas,  comenzando con la ropa que uno lleva, por que si llenamos el baúl de puras maletas, ya no da chance de llevar ni traer muchas cosas. Cuando Lucia usaba pañales (pampers) solo llevaba los del viaje y los compraba a donde iba, si no era maleta solo de pañales.

Así que la idea es 1 maleta para todos, solamente dos pares de zapatos por persona, ropa que no se arrugue mucho y lavamos ropa donde vayamos y  si se olvida o falta algo pues lo compramos dónde estamos… Mejor traer ropita nueva :).

Para el entretenimiento abordo, Lucia escoge unos cuantos juguetes que le gusten mucho y que pueda jugar con ellos en el camino, y yo me encargo de llevarle libros de colorear, colores, plastilina, juegos de mesas portátiles, y trato de comprarle chucherías chiquitas, y se los voy doy a lo largo del viaje y es un éxito.

Todas estas cosas que llevo (una mochila de cosas que la tengan entretenida) nos sirven también para cuando vamos a restaurantes, por que tenemos la regla que en resturantes no Ipad, videojuegos o celulares, si no cada quien está en su isla, y cual es punto de salir a comer juntos, así que jugamos UNO, o pictionary o cualquier juego inventado, platicamos del día  y la verdad que se disfruta mucho más.

Llevo meriendas, desayunos y almuerzos para el camino (tengo que decir que me falta mejorar en este aspecto, porque llevo mucho y después a puras cachas me caben las piernas 😀 ); para el próximo viaje ya decidimos que nos pararemos a desayunar y almorzar y solo llevaré meriendas y esto sin duda simplificará más el viaje y llevaremos menos chunches*.

Cuando viajamos nos gusta ir a una casa, que alquilamos por Airbnb o Booking, tenemos más espacio y solo estamos nosotros, así que llevamos comida para el primer desayuno, (por si llegamos muy tarde y ya los supermercados están cerrados) y lo primero que hacemos al llegar o al día siguiente es ir al Super local, y compramos comida para preparar meriendas, desayunos y almuerzos, y así cuando vamos a turistear, llevamos meriendas y el almuerzo y comemos en algún parque o las gradas de una “Piazza” viendo las bellas vistas de la ciudad, nos encanta hacer esto;  ya la cena la hacemos en un restaurante y también lo disfrutamos muchísimo; con esto también tenemos un gran ahorro, que siempre cae bien.

Disfrutamos de las comidas locales de las ciudades, gelatos, postre, pizzas, lo que se nos apetezca por que esto hace el viaje más enriquecedor y probamos las comidas típicas de cada área donde estamos, compramos productos del país (aceite de oliva, burratas, vinos, etc, y los traemos a Holanda) y también tratamos de comprar algún souvenir útil (pinturas, cerámica, etc) para tenerlo en casa y al verlo recordamos del viaje.

Los días que vamos a conocer ciudades, tratamos de hacerlos cortos, por que los chicos  se cansan y  la verdad se aburren (Diego ahora aprecia más toda la historia pero Lucia dice que todas las ciudades se ven iguales :D),  paramos cuando están cansados, entramos a lugares que les llamen la atencion, compramos helados cuando les da ganas y aunque nosotros sí queremos caminar y conocer más, pues ellos son la prioridad, ya llegará el tiempo que podremos viajar a nuestro ritmo, mientras tanto los llenamos de memorias felices y que pasen contentos sus vacaciones. Y este año encontramos una casa con piscina asi que fue más especial y divertido.

Viajar con niños es una aventura, al final del día se acaba más cansado, pero sin duda alguna que son lo máximo! Tanto nosotros como padres y ellos como hijos, ocupamos relajarnos, desconectarnos por unos días de la rutina de la normalidad de la casa y justo allí cuando todos estén relajados, es que se disfruta tanto y se puede ver que los niños también tienen estrés y cansancio, y unas vacaciones son una necesidad para el bienestar psicológico de todos! 

Nos encanta viajar en auto, se conoce mejor los paises que uno visita, mejora la unión familiar, es más divertido, los paisajes y cosas que uno ve desde la ventana del auto, no se puede ver desde un avión, así que seguiremos recorriendo y conociendo nuevos países, culturas, comidas y divirtiendonos y uniéndonos más como familia…claro está, si Dios lo permite.

2 comentarios en «¡Nuestras vacaciones en Italia!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.