Saltar al contenido
Home » RECETAS » PA LA CENA O EL ALMUERZO » MAC & CHEESE AL HORNO

MAC & CHEESE AL HORNO

  • por

Una comida que me gustaba mucho y me remonta a los años de mi juventud es el mac & cheese de caja; cuando hice esta versión casera resultó super cremosa, más ligera a diferencia de las de caja que te dejan una sensación de llenura, esta es ultra deliciosa y fue un éxito en casa… menos la espinaca para Lucia, asi que la podés omitir para no tener que sacarla o sustituirlos por hongos o brócoli si les gusta más en tu casa.

Los mac & cheese no son necesariamente unhealthy, pero depende de la receta que hagas, algunas recetas si son bastantes unhealthy. Al agregarle espinacas le agregas fibras, vitaminas y minerales a este popular platillo y si utilizas un queso cheddar bajo en grasa y la leche descremada ayudan a mantener la cuenta de calorías hacia abajo.

Los mac & cheese tienen una buena cantidad de proteínas por toda la leche y el queso. Claro que todo está en el tamaño de la porción que te sirvas. Acompaña estos mac and cheese con una rica ensalada y un pollo al horno y quedará perfecto.

Ingredientes

  • 12 onzas de macarrones (pueden ser integrales), 340 gr.
  • 2 cucharadas de mantequilla amarilla
  • ¼  taza de harina de trigo para todo uso
  • ¼  taza de cebolla blanca, super picada
  • 2 tazas de leche (semi o descremada)
  • 1 taza de caldo de pollo o verduras
  • 1 taza de queso cheddar rallado, 226 gr.
  • ½ cucharadita de sal 
  • ¼ cucharadita de pimienta
  • 4 tazas de espinacas
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • ¼  taza de pan rallado integral sazonado
  • Spray de aceite de oliva

Procedimiento:

1. Cocina la pasta en agua con sal según las instrucciones del paquete. Untar con mantequilla un molde para hornear, dejar a parte. Precaliente el horno a 375 °F (200 °C)

2. En una sartén grande, derrite la mantequilla. Agrega la harina y cocina a fuego lento revolviendo con un batidor.

3. Agrega la cebolla y cocina otros 2 minutos. Agrega la leche y el caldo de pollo y continúa revolviendo, subiendo la temperatura a media-alta hasta que hierva y la mezcla se vuelva suave y espesa. Agregar la sal y la pimienta.

4. Una vez que se espese, retirar del fuego, agregar el  queso cheddar un poco a la vez y mezclar bien hasta que el queso se derrita. Ajustar la sal y la pimienta al gusto, agregar los macarrones cocidos y las espinacas tiernas.

5. Colocar la mezcla de los macarrones en el molde para hornear que tenías listo, cubrir con queso parmesano y pan rallado. Rocía un poco más de aceite de oliva encima.

6. Hornea durante 15-20 minutos, luego colocarlo en la parrilla superior del horno(que está más pegada al calor), durante unos minutos para que el pan rallado se dore. Cuando esté doradito, sacarlo y disfrutarlo.

Notas:

*Es importante que cuando agregues el queso cheddar retires la olla con la salsa blanca de la estufa caliente. Por lo general, muevo la olla a una hornilla diferente para que deje de hervir. No agregues el queso a la mezcla si está hirviendo/burbujeando, porque hará que el queso se descomponga y tenga una textura arenosa.

*Si tienes prisa, puedes saltar el paso de hornear los macarrones y comerlos sin el pan rallado, y le agregar el queso parmesano de un solo en la olla.

*Para refrigerar antes de hornear, completa todos los pasos hasta poner la mezcla en el molde de hornear, luego cúbrilo con papel aluminio y refrigera hasta por dos días. Cuando lo vayas a hornear, saca el mac del refrigerador mientras el horno se precalienta y cubrir con pan rallado y parmesano. Hornea durante unos 30-40 minutos hasta que esté completamente caliente.

Si hiciste esta receta, me encantaría ver fotos de tus creaciones en Instagram o Facebook, haz el hashtag a #unapizcadeluna o tageame @unapizcadeluna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.